Macri, agradecido

La decisión de CFK de entronar a Alberto Fernández como precandidato presidencial por UC hizo acelerar los tiempos políticos. Roberto Lavagna acaba de confirmar su candidatura presidencial mientras que Schiaretti sentenció que el Peronismo Alternativo (Federal) no hará alianza ni con el kirchnerismo ni con Cambiemos.

Lavagna viene afirmando desde hace meses que no quiere saber nada con las PASO, es decir con competir con Sergio Massa. La razón es obvia: hoy el tigrense lo supera en intención de voto. Habrá que ver qué sucedería si dentro de tres semanas Lavagna consigue aventajar a Massa en las preferencias del electorado. Por el momento el ex ministro de Economía de Duhalde y Kirchner pretende liderar una coalición conformada por sectores del peronismo, el socialismo santafesino, el GEN de Stolbizer y los radicales enojados con Macri. Es una coalición con base en el peronismo pero que lo trasciende. El Peronismo Federal o Alternativo es puro peronismo. Sus líderes más importantes son Schiaretti, Pichetto, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey. Según los números sólo el tigrense está en condiciones de competir seriamente por la presidencia. ¿Aceptará Lavagna participar en unas PASO dentro del Peronismo Federal para medir fuerzas con Massa? Por ahora la respuesta es, como fue expresado precedentemente, negativa. Si llegara a cambiar de opinión ¿cuál sería la reacción del socialismo santafesino, el GEN y los radicales enojados con Macri? ¿Aceptarían ser furgón de cola de Lavagna en una interna del PJ?

Por su parte, Schiaretti acaba de confirmar que el Peronismo Federal no hará alianza alguna ni con el kirchnerismo ni con Cambiemos. Ello significa que en principio hubiera estado dispuesto a hacerlo, es decir, juntarse con dos fuerzas políticas que son enemigas. Semejante afirmación no habla bien de Schiaretti ya que pone ene videncia que el “Gringo”, con tal de velar por sus intereses políticos, no dudaría en juntarse con la Biblia o con el Calefón, si las circunstancias así lo aconsejaran. Como diría Perón, se trata de un dirigente con lealtades sucesivas.

Por ahora Schiaretti, Lavagna, Pichetto, Massa y Urtubey son funcionales a Macri. Porque si realmente tuvieran intenciones de conformar una única fuerza opositora para vencer a Macri, ya se hubieran juntado con Alberto

Fernández para acordar la competencia entre el propio Fernández, Massa, Lavagna y Scioli. No parece ser esa su intención. Hasta el momento la oposición está dividida en tres agrupaciones: Unidad Ciudadana (con el apoyo de 8 gobernadores del PJ), Peronismo Alternativo y la alianza Lavagna-socialismo santafesino-GEN-radicales enojados con Macri. El oficalismo, agradecido.

 

El pingüino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *