23 septiembre, 2020

Peronistas.com

Informacion Clasificada del Justicialismo

Cecilia Todesca Bocco: «Para el año que viene vemos una economía recuperándose»

Su pareja, el economista Martín Abeles, es el que hoy cuida a sus dos hijos varones. No porque no trabaje: tiene responsabilidades muy altas, pero puede hacerlo desde su casa. No es el caso de Cecilia Todesca Bocco: la vicejefa de Gabinete pasa muchísimas horas afuera por obvios motivos. Cuando están juntos, lejos de haberse prohibido el tema por hartazgo, cuenta que se la pasan hablando de economía. En diálogo con PáginaI12, Todesca Bocco (licenciada en economía de la UBA, Magister en Administración pública de la Universidad de Columbia de Nueva York) habló de todo:  desde el clima de «zozobra» que cree que se pretende instalar en la Argentina hasta las paritarias, que –reconoce «pisadas por la realidad»– pasando por la inflación, el enojo de Horacio Rodríguez Larreta por el punto de las transferencias de fondos nacionales  que le sacó el Presidente y su optimismo respecto de la recuperación económica que estima para el año próximo.

–La primera pregunta es muy previsible. El reclamo policial se saldó ¿Usted ve sólo eso o un intento desestabilizador mayor?

–Hay una clara la intención de instaurar un clima de zozobra generalizado y se pueden dar muchos ejemplos: declaraciones de algunos de los referentes de la oposición muuuuy altisonantes utilizando palabras muuuuy agresivas y consideraciones que en algunos casos son inadmisibles. Lo que tenemos que hacer nosotros es estar tranquilosjuntos seguir adelante con nuestro plan de trabajo. La gente está cansada, triste, tiene incertidumbre respecto del futuro. Esto que nos ha tocado vivir ninguno lo imaginó y creo que nuestra agenda está cerca de la gente. Va a llevar tiempo y hacia allí vamos. Todo este ruido hay que dejarlo de lado. Y a veces pienso que está amplificado por algunos medios.

–Y el reclamo estrictamente salarial, ¿le pareció justo?

–Los reclamos salariales son justos no sólo en el caso de la policía, sino del sector público en general, pero acá sí hay que apelar a la solidaridad también. Somos todos trabajadores que hemos seguido trabajando, que hemos seguido cobrando, que no hemos tenidos descuentos. Versus el sector privado, que tuvo recortes grandes y en algunos casos pérdida de empleo. Los salarios de la administración pública central cayeron durante el gobierno de Mauricio Macri un 40 por ciento. El dato es una barbaridad. Nosotros tenemos bien claro que uno de nuestros objetivos tiene que ser recuperar la participación del salario en el ingreso: el 60 por ciento del crecimiento es consumo. Si vos no vas a tener mejores salarios. ¿Cuál sería el motor de la economía? Pero todo esto lo tenemos que hacer acompasadamente y a velocidades que nos permitan tranquilizar la macroeconomía y no a los zarpazos porque de nada sirve dar aumentos que luego se va a comer la inflación. Con esto no estoy diciendo que dar aumentos de salarios es inflacionario, pero lo cierto es que la puja distributiva también tiene un rol en la propagación de la inflación.  Y esto se va a notar este año: va a haber indicadores muy deteriorados por el impacto de la pandemia y vamos a tener una inflación menor que la del año pasado. Eso es bueno aunque aún sea muy elevada. 

–¿Tiene derecho Horacio Rodríguez Larreta a enojarse y judicializar el punto de recursos del Tesoro que le sacó el Presidente para transferirle a la provincia?

–La coparticipación en las provincias está establecida por ley salvo en el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Tierra del Fuego. En estos dos casos, el Tesoro de la Nación establece cuánto le da a cada provincia.  Por eso, en 2016 Macri decidió aumentarle el porcentaje a la Ciudad para financiar la seguridad, pero lo que se le incrementó es mucho más de lo que cuesta la seguridad. Ninguno debería enojarse por esto: los ingresos de la provincia de Buenos Aires han quedado muy mermados de forma estructural. Y allí vive una porción muy importante de nuestros ciudadanos.

Paritarias  e inflación

–¿Calcula la inflación de este año en el 40 por ciento?

–Va a estar un poco por debajo de eso. Ya el REM del Banco Central, que es la suma de un montón de estudios, está en el 37 por ciento, pero creemos que va a estar un poco por abajo comparado con el 53 por ciento. De a poco tenemos que hacer converger todas las variables: el salario, las tarifas, el tipo de cambio..

–El Estado está haciendo un gran esfuerzo para inyectar dinero durante la pandemia. Sin embargo, ya algunos beneficios se van cortando: hay personas que no van a cobrar la próxima tanda del IFE y tampoco puede volver a trabajar. ¿Tienen claro el costo social que puede significar eso?

–Sabemos que hay sectores más afectados que otros y tenemos la indicación del Presidente y del jefe de Gabinete de abrir la ventana y ver qué pasa afuera. En la última reunión de comité ATP identificamos los sectores críticos: el turismo y la cultura. En el decreto que sacamos los vamos a acompañar con el ATP hasta diciembre. Es más difícil con algunos sectores muy heterogéneos como el de la cultura: con un sólo instrumento no lográs llegar a todos. Ahí tenemos la suerte de tenerlo a Tristán Bauer, que hacia adelante tiene una agenda amplia. Y respecto de Turismo, ya salió una ley en cuya reglamentación estamos trabajando.

–Más allá de un par de excepciones, ¿no están pisadas las paritarias?

–Sí, pero están pisadas por la realidad. Cuando vos tenés una crisis tan grande como ésta, los trabajadores, lo primero que defienden es su puesto de trabajo y pierden en la discusión salarial porque la retraen. Pero es algo de esta etapa, no es para siempre.  No podemos recuperar la pérdida de poder adquisitivo que generó Macri en cuatro años en unomenos en un año de pandemia. Pero vamos en esa dirección.

–¿Qué puede adelantar de las famosas 60 medidas?

–Son básicamente dos paquetes: el primero está vinculado a herramientas para estimular el consumo más corto plazo, pero con facilidades para que puedas asumir un costo en una situación como ésta. Algunas ya se anunciaron: el Ahora 12, la compra de motos. El otro paquete está vinculado con medidas más estructurales, que son básicamente política industrial. Apoyar a los distintos sectores para que puedan producir más, generar empleo, exportar.

El presupuesto

–En líneas generales, ¿hacia dónde está orientado el presupuesto?

–Va a reflejar un año en el que queremos generar crecimiento, en el que vamos a tratar de recuperar el presupuesto de algunos ministerios en particular como Salud (vamos a tener el coletazo final de la covid, todas las vacunas y además hay que computar como gasto la agenda de salud «normal» que fuimos postergando. Vacunar a los chicos, todas esas cosas).  Y mucho vinculado a la obra pública porque es un dinamizador de la obra privada y del empleo. . Creemos que el presupuesto es una linda hoja de ruta de un año en el que esperamos crecimiento luego de un año muy muy malo.

–¿Y para cuándo esperan un alivio para el bolsillo?

–Ya para el año que viene vemos una economía recuperándose y eso debería sentirse. Eso no quiere decir que la gente va a dejar de tener todos los líos que tiene de un día para el otro, pero sí bajar un poco el nivel de incertidumbre, que empiece a haber un poco más de consumo, que va a venir de la mano de la posibilidad de salir.

¿Una economista mujer es ahorrativa o consumista? Todesca Bocco se define como «ordenada».  «A veces les digo a mis amigas que a mí donde más me gusta la plata es en el banco, Pero también me gusta gastar. Mi padre decía que la vida es un promedio y que cuando se te cae un poquito hay que levantar. Me gusta comprar libros, en una época me gustaban las flores frescas.  Y soy ordenada y anoto todo».

Fuente: Página/12,