25 septiembre, 2021

Peronistas.com

Informacion Clasificada del Justicialismo

Argentina recibirá insumos para fabricar 1.700.000 dosis 2 de Sputnik V

En los próximos días llegarán al país 1.000 litros de la sustancia
activa de la vacuna Sputnik V para terminar 1.700.000 dosis 2 en el
Laboratorio Richmond. La primera partida, terminada hace rato –unas
150.000 dosis–, sería autorizada alrededor del 1 de agosto y será el
puntapié inicial para reducir el principal faltante en la vacunación
argentina: la dosis 2 de la vacuna rusa. Se trata de un gesto de Moscú

ante los reclamos de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora
presidencial Cecilia Nicolini, quien le recordó a las autoridades rusas el
incumplimiento de los contratos por las demoras, sobre todo en el
segundo componente. Hasta ahora se está aplicando la segunda dosis
a los que recibieron la primera hasta aproximadamente el 3 de abril, es
decir que ya pasaron más de tres meses y medio, un plazo indicativo
que señalaron las autoridades de salud. Desde ya que los anticuerpos
no vencen ni se debilitan, pero el objetivo de la dosis 2 es fortalecer la
inmunización e incluso la memoria celular para enfrentar al virus.
Como se sabe, existe un atraso en la producción del Instituto
Gamaleya de la dosis complementaria de la Sputnik. La dosis inicial
ha registrado altísima efectividad y el problema está en que no se pudo
escalar lo suficiente la producción en Rusia del segundo componente.
De hecho, a la Argentina llegaron 9.400.000 dosis 1 –que fueron
decisivas para el país en el momento en que no había vacunas– y
2.500.000 dosis 2. La “deuda” por ahora ronda el millón de dosis 2,
ya que buena parte de las dosis iniciales se aplicaron hace menos de
90 días, el plazo previsto entre ambos componentes.
El reclamo de Cecilia Nicolini a Rusia por la Sputnik V
Durante esta semana se conoció el mail que el 7 de julio Nicolini le
envió al director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF),
Anatoly Braverman, reclamándole al menos un millón de dosis 2
para completar la vacunación de adultos mayores. Desde entonces
llegaron 550.000 unidades de la dosis complementaria, pero el déficit se
mantiene. "Después de los diálogos que mantuvimos, pensamos
que las cosas iban a mejorar, pero incluso empeoraron", le escribió
Nicolini a Braverman. En verdad, los reclamos a los laboratorios han
sido moneda común en todo el mundo y a casi todas  las empresas que
sobrevendieron vacunas e incumplieron en forma sistemática, por esa
sobreventa o porque tuvieron dificultades en la producción o el control
de calidad.
En el marco de ese reclamo, fuentes rusas le contaron
a PáginaI12 que el lunes llegarían 500 litros de la sustancia activa
de la dosis, que alcanzan para que Richmond, el laboratorio de
Marcelo Figueiras, produzca unas 850.000 dosis. Para el lunes 2 de
agosto está prevista la llegada de otros 500 litros. En ambos casos, la
sustancia activa será únicamente de la dosis 2.
Mientras tanto, en Moscú se está desarrollando el control de calidad.
Esperan el visto bueno las muestras correspondientes a la producción
que ya terminó Richmond: 1.300.000 dosis 1 y 1.050.000 dosis 2. La

primera autorización a la producción de dosis 1 ya se produjo y la de
dosis 2 se concretaría el 1 de agosto.
La interna entre el Fondo Ruso de Inversión Directa y
el Instituto Gamaleya
El reclamo de Nicolini al RDIF tiene como trasfondo la interna bastante
dura que existe en Rusia entre el Fondo de Inversión y el Instituto
Gamaleya. El Fondo, que es la parte comercial, le reclama al Gamaleya
por las demoras en los controles de calidad y la producción. Pero en el
Gamaleya responden que tienen controles de calidad de varias partes
del mundo donde ahora se está produciendo la Sputnik V y en segundo
lugar hay pedidos de la vacuna de 70 países, dado que la Sputnik
mostró muchísima confiabilidad.
Al llegar desde el Reino Unido la ministra Vizzotti sostuvo que se está a
la espera del ok para que salga un nuevo avión de Aerolíneas
Argentinas a Moscú a buscar dosis 2. Por ahora, no hay un vuelo
confirmado, pero los trascendidos mencionan que podría salir durante
este fin de semana.
En cualquier caso la perspectiva es que la “deuda” de vacunación
de la segunda dosis podría saldarse durante agosto. Por un lado,
con la producción de Richmond que podría arrimarse a los tres millones
de dosis 2. Por otro lado, porque el RDIF concretaría envíos únicamente
del segundo componente. Según el cálculo del senador correntino
Martín Barrionuevo se requerirán cerca de cuatro millones de dosis
hasta el 31 de agosto para no tener atrasos en el proceso de completar
la vacunación de Sputnik. La otra alternativa que no se descarta para
nada, y que figura tácitamente en la carta de Nicolini es complementar
la vacunación de Sputnik con una dosis de las vacunas
norteamericanas que irán llegando. Hay tres estudios en marcha sobre
la combinación de vacunas, pero Sputnik trabaja cada dosis con un
adenovirus distinto, de manera que parece que no habría mayores
inconvenientes en combinar vacunas ya que sería también aplicar una
dosis con un adenovirus distinto al de la primera dosis
Fuente: Página/12,