23 octubre, 2021

Peronistas.com

Informacion Clasificada del Justicialismo

Cristina Kirchner: «A los que nos dejaron este muerto, les pido un poco de humildad»

El acto en el microestadio del Parque de Lomas de Zamora fue una reivindicación del Frente de Todos para el “Plan Qunita”; un programa que implementó el kirchnerismo en 2015 a nivel nacional, que la administración macrista judicializó en una causa que la Justicia terminó de derrumbar por falsa tras seis años de proceso. Durante una actividad en el sur bonarense, el intendente y anfitrión Martín Insaurralde mostró cómo su municipio implementó su propio proyecto con emprendedoras locales. El gobernador bonaerense Axel Kicillof, por su parte, anunció la inscripción de los beneficiarios de la Asignación Universal por Embarazo para el Qunita provincial, cuyos kits se elaborarán en 20 talleres del Servicio Penitenciario. 

La oradora principal del evento fue Cristina Fernández de Kirchner. En base a las nuevas iniciativas, la vicepresidenta afirmó que “todo programa se puede mejorar y ampliar, pero no eliminarlo y destruirlo”. Luego se metió de lleno en la campaña electoral y advirtió que “la pandemia se va a terminar, vamos a estar todos y todas vacunados”, aunque después habrá que hacerse cargo «del muerto que nos dejaron», en referencia al endeudamiento externo que dejó como herencia el gobierno de Mauricio Macri. «A los responsables de ese muerto les pido un poco más de humildad, solidaridad y patriotismo», dijo. Sobre la pandemia, la expresidenta llamó la atención acerca de cómo los medios de comunicación sostienen «que lo que pasó acá no pasó en ningún lado», y citó un relato que hizo la conductora Marcela Tinayre desde París en donde contó el impacto socioeconómico de la crisis y las restricciones sanitarias que aún existen en Francia.

De «La Libertadora» a Macri

El microestadio estuvo adornado con los kits Qunitas que elaboró el municipio de Lomas de Zamora y en un escenario apenas elevado se sentaron Cristina Kirchner, Kicillof, Insaurralde, la vicegobernadora Verónica Magario, el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, y las cabezas de lista del FdT en territorio bonaerense: Victoria Tolosa Paz y el ex ministro de Salud bonaerense Daniel Gollan. Distribuidos en sillas distanciadas siguieron el acto intendentes y funcionarios provinciales. Pero las expectativas estuvieron concentradas, incluso en el millar de personas que seguían la transmisión por Youtube, en la reaparición pública de CFK. 

Al tomar la palabra, la vicepresidenta comparó lo que sucedió con el Plan Qunita con la epidemia de poliomielitis que se desató en el año ’56, tras el derrocamiento de Juan Domingo Perón y donde la dictadura se negó a usar pulmotores para los niños afectados porque llevaban la inscripción de Fundación Eva Perón y que quemó miles de frazadas y sábanas por el mismo motivo. “No es nuevo el odio en Argentina. Es más saludable no odiar: amarga, envejece, estresa”, sostuvo.

La presentación fue una forma de reivindicar el programa denunciado por la diputada macrista Graciela Ocaña (que ahora va por la renovación de su banca) por supuestos sobreprecios y que la Justicia amenazó con quemar. Sin embargo, la causa se derrumbó hace menos de un mes cuando el tribunal del juicio oral desestimó la denuncia por “inexistencia de delito”, ya que no hubo perjuicio para el Estado, y absolvió a los 18 funcionarios que el fallecido juez Claudio Bonadio había procesado.

«El problema no fue el FdT, venían en picada»

En segundo término, la expresidenta se abocó a la campaña electoral y llamó a la oposición a dar “una discusión en serio” sobre los temas de “ahora y el futuro”. No obstante, tampoco obvió las referencias al pasado inmediato para dejar en claro algunas cosas en el plano político. «Este 12 de agosto se cumplen dos años de aquella conferencia de prensa posterior a las PASO. Ayer fueron los dos años de las PASO. Algunos se olvidaron de la foto, se la recomendaron. Muy bien La Cámpora, es buena la memoria, siempre es buena la memoria. Si uno no tiene memoria corre el riesgo de volverse a equivocar. Amor y memoria«, arrancó CFK sin olvidar que el PJ celebró la victoria del FdT en 2019 con una foto de los festejos donde ella no aparece.

El recuerdo, sin embargo, iba dirigido a Macri: “Este 12 de agosto se cumplen exactamente dos años de aquella conferencia de prensa, posterior a ganar en las PASO por 15 o 16 puntos. Esa victoria provocó la ira de quien entonces era presidente y salió a dar una conferencia de prensa que fueron tales las barbaridades que dijo, que a los dos días tuvo que salir a pedir disculpas”.

«Desde ese entonces, se comenzó a instalar que, como había ganado el FdT, había un problema porque no nos tenían confianza y por eso los capitales se iban. Mentiras, eso había empezado el año anterior”, continuó la vicepresidenta que mostró en un gráfico del Banco Central sobre la deuda externa: «En enero de 2016, después de 22 días de despedirnos, comenzó una montaña de endeudamiento. El pico fue en el año 2018 y cuando advierten que no les iban a renovar el endeudamiento. Ahí anuncian que van a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) porque venían en picada».

“El Día de la Bandera anunciaron el famoso préstamo con el FMI. Como ven, con el endeudamiento, el FdT no tuvo nada que ver”, insistió CFK para luego ponerle cifra a la fuga de capitales especulativos: «Fueron 22 mil millones de dólares quemados. Bueno, quemados no, porque alguien se los llevó. Fueron fugados«. Y repasó la pasividad de Macri frente a esa fuga de divisas. «El 1 de septiembre, crearon (la gestión de Cambiemos) una restricción para poder comprar hasta 10 mil dólares. Después de haberse ido 22 mil millones de dólares, ahí recién imponen la restricción de no poder comprar más de 200 dólares por persona”, agregó Cristina Kirchner.

El relato de la economía que ignora la pandemia

De esta forma, remarcó que el país sufrió un derrumbe de recursos y un endeudamiento externo que dificultó hacer frente a la pandemia y que condiciona la salida de la crisis sanitaria. «El próximo viernes cumplimos un año y 5 meses de pandemia. Entonces, así como se dedicaron a decir que la plata se había ido porque no tenían confianza en el FdT, se dedican a decir que los problemas que tienen los trabajadores fueron culpa de la cuarentena, y no de la pandemia», dijo CFK que volvió a cargar contra la oposición: «El relato es que los males de la economía son por la cuarentena y no por la pandemia«.

«Los medios de comunicación están todo el día diciendo que lo que pasó acá no pasó en ningún lado. Entonces, digo yo, ¿no será hora de que paren un cambio?», insistió la vicepresidenta. En ese contexto, citó una entrevista periodística donde la conductora Marcela Tinayre relata desde París cómo se vive allí la “Messimanía” por la llegada del ídolo futbolístico argentino al PSG y en donde también describe las penurias económicas y las restricciones sanitarias que aún provoca la pandemia en Francia, la segunda potencia de la Unión Europea.

Fue entonces que reclamó a la oposición a dejar de “mentir y engañar” y a asumir la responsabilidad sobre la ruinosa herencia económica que dejó el gobierno de Macri. “La pandemia se va a terminar, vamos a estar todos y todas vacunados”, afirmó CFK en el cierre de su discurso y enfatizó que luego habrá que hacerse cargo «del muerto que nos dejaron».