UNO´s menos en Mendoza y Rosario, y el Comahue que llama

VILA-MANZANO, ¿UNIDOS O SEPARADOS?

Algo sucede dentro de grupo Vila-Manzano, con epicentro fundacional en Mendoza. Vendió localmente Supercanal al fondo de inversión Carval (del Grupo Cargill), y la radio LTE de Rosario a los financistas Whpei. Estuvo ofreciendo La Capital de Rosario pero no pudo concretar porque quería efectivo y su socio minoritario José Vignatti anda dulce por plata que cobró del Estado de cuando estaba en Ámbito. Pero ahora sacaron a la venta el emblemático Diario UNO de Mendoza y San Rafael, Canal 7 Mendoza, radio Nihuil, las FM 93.7 Montecristo, 94.9 Brava, 98.3 Ayer y 95.7 de San Rafael. Pero como también integra la lista canal 6 San Rafael y el zar multimedios de la comarca es Omar Álvarez, una versión que largó a correr un informe reservado dio cuenta de la presencia de auditores de éste último en los medios que están en vidriera y de ahí surgió la conjetura de que sería un due dilligence para quedarse con el paquete. Inclusive “zondean” rumores de alguna proximidad entre Álvarez y Alfredo Vila, a quien las malas lenguas da como hace tiempo peleado con su hermano Daniel, y que sería ese el motivo de un separamiento de los tantos. En ese sentido, se supo también que José Luis Manzano se largó solo a negociar por el diario Río Negro, que aunque vendría de capa caída aún conserva el prestigio de la marca. Sería este el atractivo central para “Chupete”, quien aspira a reunir poder de fuego mediático en el territorio patagónico que abarca el yacimiento Vaca Muerta, donde ha concentrado inversiones, para ganarse un lugar en la mesa petrolera. Con Rolando Graña como referente periodístico, la idea es expandir web y multimedios para influir en la opinión pública, pero principalmente influir en la dirigencia política ligada a esos intereses.

Los hermanos mendocinos Vila, propietarios del Grupo Uno, se encuentran en plena recomposición de sus inversiones en los medios de difusión, aunque por los comentarios que circulan en el ambiente trascendió que ambos, Daniel y Alfredo, estarían distanciados.

Ya en la primera parte del año habían puesto la latita en el techo a La Capital de Rosario, aunque no tuvieron suerte porque querían contado y, además, porque José Vignatti, socio en una porción del paquete accionario de la editora santafesina, no está para nada apurado, sino que más bien viene dulce, porque le cobró al Estado una vieja deuda impaga de su paso por Ámbito Financiero.

Fuente: Urgente 24

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *