Para Cavallo, el Gobierno puede perder las elecciones si no tiene un plan realista

El exministro señaló que el macrismo debe centrar su campaña electoral presentando un plan económico de estabilización y crecimiento.

Si el Gobierno no presenta un plan económico realista y sincero para el período 2020-23, que inspire confianza a los inversores argentinos y extranjeros y logre bajar el riesgo país, corre el riesgo de perder la elección, por más campaña 4.0 que proponga Durán Barba”. Así arranca Domingo Cavallo su análisis en el que plantea los riesgos de una estrategia errada por parte del macrismo.

Para Cavallo, sin un plan realista, el Gobierno corre riesgo de perder las elecciones presidenciales

Para el exministro de Economía, si el Banco Central logra mantener estabilizado el precio del dólar, es perfectamente posible que la inflación promedio de los próximos 12 meses se ubique en alrededor del 1.8% mensual. Esta fue la tasa mensual promedio de los precios online entre junio de 2016 y abril de 2018, luego de que se completara el traslado a precios de la devaluación asociada con la unificación del mercado cambiario y antes de que se desatara la interrupción repentina del flujo de capitales a partir de mayo de 2018″.

Sin embargo, consideró que “es mucho más difícil lograr reeditar una reactivación de la economía como la que se dio a partir del tercer trimestre de 2016 y le permitió al gobierno llegar a la elección de octubre de 2017 con un clima de optimismo y esperanza”.

“La gran diferencia es que, a lo largo de 2017, la tasa de riesgo país estuvo descendiendo y las tasas reales de interés, aun siendo relativamente altas, seguramente más altas de lo que hubiera sido necesario para evitar el atraso cambiarlo por exagerada entrada de capitales de muy corto plazo, no impidieron que los empresarios argentinos decidieran apostar al crecimiento y comenzaran a invertir”, planteó Cavallo.

Sin embargo, consideró que “lamentablemente, ni el fuerte apoyo del FMI ni la mucho más fuerte política de contracción monetaria que está impulsando el Banco Central, ha logrado revertir el clima de interrupción del flujo de capitales. El ajuste de la cuenta corriente de la balanza de pagos se ha producido básicamente por una contracción extrema de las importaciones asociada a la fuerte recesión, la prácticamente nula inversión del sector privado y la caída en la inversión pública”.

Así las cosas, alertó que “si el Gobierno no centra su campaña electoral presentando un plan económico de estabilización y crecimiento realista y sincero, que inspire confianza a los inversores argentinos y extranjeros y logre a la vez bajar las tasas reales de interés y el riesgo país, es muy probable que pierda la elección presidencial, por más campaña 4.0 que proponga Durán Barba, con el mejor asesoramiento técnico disponible”.

Cavallo fue más allá y señaló que “si el Gobierno, como parte de su campaña, se limitara a negar que vaya a hacer lo que sugiere la oposición, como lo hizo en la campaña del 2015, la gente no le va a creer y, por más técnica de marketing político superior a la de la oposición que pueda utilizar, es muy posible que termine perdiendo la elección”.

En paralelo, advirtió que si las encuestas y los resultados de las votaciones anteriores a la primera vuelta, sugieren que puede ganar alguna de las fuerzas de la oposición, “se acentuará la salida de capitales, no bajarán las tasas de interés y puede aumentar mucho el riesgo país. Se puede reeditar incluso una crisis cambiaria como la iniciada en mayo de 2018 antes de la primera vuelta. En ese caso, la profecía de los encuestadores y de los mercados se transformará en auto cumplida”.

Frente a ello, consideró que “la única forma de evitar este curso de los acontecimientos pre-electorales es que la campaña del gobierno se base en un plan realista y sincero de estabilidad y crecimiento para el período 2020-2023”.

“Si algún candidato opositor es capaz de mostrar su propio plan acompañado por un buen equipo técnico y conducir una discusión que sea competitiva con la del gobierno, el efecto será muy bueno, porque ayudará a que la posible derrota delgobierno no signifique un colapso económico y, de paso, si el gobierno gana la reelección, tendrá la posibilidad de invitar a formar una coalición más amplia para implementar su plan, mejorado incluso con lo que puedan ser propuestas superadoras del buen candidato opositor”, planteó Cavallo.

Frente al escenario que se abre, el exministro consideró que “la elección del año próximo es muy importante. Se juega, ni más ni menos, si el futuro inmediato nos depara una transición ordenada y en paz hacia un país estable y con crecimiento, o si asistiremos a una de nuestras tantas crisis gravosas, cuyas consecuencias de mediano y largo plazo son muy inciertas y probablemente desfavorables”.

Acto seguido, volvió a insistir: “Es muy poco probable que si Cambiemos no logra presentar y ganar la elección con un buen plan de estabilidad y crecimiento, haya por muchos años la posibilidad de que gane una futura elección una propuesta más liberal que la de ese plan. Lo más probable, es que asistamos a otro largo período de políticas ‘Duhalde-Kirchneristas’ como las de los años 2002 al 2015”.

Fuente: iProfesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *